Que paradójico es, iniciar una crónica sobre un producto chileno, que no tiene titulo en español. Sé que es un poco demagogo esperar que un superhéroe chileno se llame, no se, la “empanada humana” o “los guarenes adolescentes mutantes”, pero francamente, a Mirageman que queda bien el nombre y refleja bien, nuestra obsesión por poner el ingles en todo. Así es Mirageman, una mirada chilena a los héroes en mallas, que hace rato se tienen tomada la pantalla del cine.

 Lo primero que vi que del héroe chileno, fue una especie de corto, donde Barney (el dinosaurio morado, ídolo de los niños) estaba tratando de agredir sexualmente a una mujer. Ahí, como si fuera un rayo, Mirageman le propinaba una patada digna de Tony Jaa. Ahí me dije: “esto promete”.

La historia de la película es simple, pero bastante efectiva y lo más importante: es chilena. Maco Gutiérrez (Marko Zaror) es un aficionado a las artes marciales que debe trabajar de guardia en un local nocturno (Passapoga) para subsistir. La vida de Maco es solitaria y gris, todo por culpa de un incidente del pasado que lo marcó para siempre: una banda de delincuentes mató a su familia y abusó de su hermano menor, el Tito (Ariel “Machuca” Mateluna), quien desde entonces sufre de serias secuelas psicológicas internado en un hospital. Gutiérrez entrena duramente en su habitación en un sótano usando makiwaras chinos, accesorios de boxeo y barras.

 El giro se da, cuando en una noche de trote, Maco ve que una casa esta siendo asaltada, y en un acto de heroísmo (o estupidez, a esta altura ya no importa), frustra el atraco de los mañosos. ¿La gran sorpresa? La casa le pertenece a Carol Valdivieso (María Elena Swett), una conocida periodista de la TV quién, fascinada con la experiencia y con el misterioso justiciero, realiza un reportaje en donde echa a correr el mito sobre este nuevo héroe urbano.

Esta es la base de Mirageman, un héroe venido a menos, hijo de las circunstancias.

Ser un superhéroe esta muy alejado de lo que se presenta el papel impreso. Y ser un superhéroe en Chile es una experiencia aun más extraña: no tiene poderes (salvo sus habilidades marciales, que poco ayudan contra las balas), se viste mal, le roban la ropa, se burlan de él, etc. Recibe el “pago de Chile”.

 Y es que muchos no les gustaría ver a alguien haciendo lo que el gobierno debería, luchar contra la delincuencia y esa el la principal gracia de la película: no responde a la pregunta ¿Qué pasaría si alguien quiere ser superhéroe en la realidad? Responde a ¿Qué pasaría si alguien quiere ser superhéroe en Chile?

Notable como la segunda colaboración entre Marco Zaror y Ernesto Díaz Espinosa se nota fresca y distinta a pesar de usar los mismos elementos que Kiltro. Quizás sea por que el ingrediente del humor es esta mucho mas presente o quizás sea que lo que priman sean las actuaciones exageradas (muy a lo Spiderman de los setenta) y  las patadas, que a veces llegan a doler.

Zaror sostiene casi toda la película, a base de un personaje callado y casi autista, obsesionado con las artes marciales y con ayudar a su hermano, mas autista que él.

Me da risa que la mayoría de los villanos a los que se enfrentan, son gente que siempre vemos en la calle lanzeando o robando, tengan esa chispa de picardía que todo Chile tiene, pero que parece que Mirageman parece no ver (¿vo soy choro? ¿así? cachorro, sácale la cresta a este huevón)

 Nota aparte es el tratamiento de la prensa, donde la farándula roba titulares mucho más importante y que hace rato viene pasando en la realidad.

De eso trata Mirageman, de Chile, pero no de ese Chile en dictadura o que esta impotente sexualmente y necesita ver gente follando en pantalla. Trata del Chile urbanizado, que tiene McDonalds por todas partes, ese Chile que trabaja hasta tarde para llevar un par de pesos a la casa y que se detiene a ver las portadas de “Las Ultimas Noticias”.

Por que ver Mirageman:

  • Buenas actuaciones
  • Por que tiene harta patada bien dada.
  • Por que tiene un tema de David Bowie (la banda sonora es muy buena)
  • Por que se reconoce bien el Chile actual.
  • Por que al fin, el cine chileno esta saliendo del genero dictadura o somos todos impotentes.
  • Por que es lejos la película chilena con mejor campaña viral del ultimo tiempo
  • Por que tiene uno de los mejores personajes secundarios: Pseudo Robin.
Total
1
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*