Análoga Destacado Fotografía

Greny Gutiérrez

9338847140_bd0ab20711_o
Escrito por Melissa

Tuve contacto con las cámaras análogas desde muy niña, mi papá tenía una colección de zenit bastante considerable, no podría decir exactamente cuáles, porque en esa época no sentía una gran afición por el asunto, de hecho me cargaba que me sacaran fotos, era como una niña amargada antes de tiempo y prefería pasar el día escribiendo o dibujando que es algo que siempre me ha gustado hacer por lo demás, la fotografía es un bien que adquirí con los años, se puede decir que es algo reciente.

La cosa es que un día entraron a robar a la casa y se llevaron todas las cámaras de mi papá, fue triste porque era un pasatiempo que él realmente amaba y nunca pudo retomar porque en la vida hay demasiadas cosas que hacer, en fin, en ese entonces yo estaba más preocupada de que el dvd hubiera desaparecido, pero esas zenit eran realmente preciosas y dejaron atrás algunas fotografías bellísimas, sólo espero que hayan tenido o tengan una buena vida.

Precisamente fue mi padre el que me regaló una Zenit 122 el 2011, yo ya tenía o estaba por cumplir los 23 y la fotografía ya era algo más cercano y que me empezaba a encantar, así que fue el regalo perfecto en ese momento. Estudiaba diseño en la Universidad de La Serena y era (soy) una gran consumidora de todo lo visual, además en esa carrera impartían la asignatura de fotografía y todo era análogo, desactualizado, pero en esa universidad hay un laboratorio de revelado que me encantaría tener en mi casa, aprendí un montón, tanto me gustaba esa asignatura que la repetí tres veces, nunca la pasé, de echo nunca terminé la carrera, pero al fin y al cabo me sirvió estar ahí, aunque realmente no fuera lo que buscaba.

Mis primeras fotografías eran super simplonas, recuerdo que el primer rollo lo perdí porque no supe sacarlo y el segundo lo maté en un día en puras idioteces para probar si la cámara funcionaba y si podía usarla. Ahora cuido mucho lo que voy a tomar, sólo tengo 36 oportunidades de sacar una foto que me guste y si bien hay varias a las que les tengo cariño, todavía no siento que haya captado “esa” fotografía, pero trabajo en ello.

Si me preguntaran si me gustaría tener una cámara de esas que cuestan más de lo que puedo pagar hoy en la vida, diria que sí obviamente y que venga con un lente en las mismas condiciones, pero eso es algo que no puedo tener por ahora y las cámaras análogas son relativamente baratas (unas más que otras), como objetos son hermosas y con ellas puedes sacar unas fotos increíbles, además no hay como la sorpresa de ver tus fotos reveladas, conocerlas al fin, después de sólo haberlas imaginado, a mí me pasa que a veces olvido que he tomado algunas y las veo y es genial, nunca sabes con lo que te vas a encontrar la verdad.

Me inspira lo cotidiano y ver el excelente trabajo de otras personas. La fotografía es como una terapia para mí, me desestresa y me hace pasar un buen momento, sobretodo en esta etapa de mi vida donde no tengo tanto tiempo de hacer las cosas que hacía antes.
Actualmente tengo la Zenit 122, una Zenit 12xp (por la que pagué 5 lucas, la gente no sabe lo que vende) y una Pentax ME que está algo enferma en estos momentos, las amo.

8367850959_47934ceea8_c

9701891782_d69306e90f_c

8924058261_1de9bac44f_c

8343987974_33bb701542_c

9692842017_b87ccf829d_c

6872864919_be56f56f93_b

8360130262_3e8dd28465_c

9390691512_9e561c5198_c

6980869191_a7b71b42ae_c

9711484544_cff634246c_c

Flickr  |  Tumblr

Sobre el autor

Melissa

Diseñadora mención comunicación visual, veggie, catlover y amateur en fotografía análoga.